Anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y riesgo de suicidio

El riesgo de suicidio en pacientes con trastornos alimentarios es alto, siendo una de las causas de muerte más frecuente.

La prevención pasa por tener presentes durante todo el proceso los indicadores de riesgo.

Respuesta a la carta de una adolescente con anorexia nerviosa preocupada y a su familia

Carta de una adolsecente con anorexia nerviosa

 

Me dices que no te soportas; que tu cuerpo no te gusta; que, cuando te miras al espejo, refleja una imagen insoportable y repugnante; que has decidido darle la vuelta a tanto sufrimiento;  que deseas tener un cuerpo perfecto. Para ello, vas a incrementar el ejercicio físico, vas a comer alimentos sanos, es decir, menos calóricos. A esto se añade el hecho de lo mucho que sufres por algunos comentarios de tus amigas sobre tu peso y es que, efectivamente, cuando las observas te das cuenta que eres la más, o casi,  rellenita del grupo (aunque, mides y pesas los mismo, incluso menos que alguna de ellas).

Integración de la neurobiología en el tratamiento integral de la Anorexia Nerviosa

Neurobiología de los trastornos alimentarios: AN y BN

La Anorexia Nerviosa comienza a beneficiarse terapéuticamente de los conocimientos de la neurobiología

Es un hecho constatado que menos del 50% de los pacientes con Anorexia Nerviosa (AN) remiten totalmente de su trastorno. Estos resultados tan significativamente pobres,  han dado lugar a que durante los últimos 20 años se haya profundizado en los aspectos neurobiológicos de esta grave afección que afecta especialmente a mujeres adolescentes (1 hombre por cada 10 mujeres).

Anorexia nerviosa y bulimia nerviosa y orientación homosexual.

Orientación sexual y riesgo par los trastornos alimentarios

La orientación homosexual en hombres actúa como factor de riesgo para la anorexia y la bulimia

Aunque siempre se ha mencionado la mayor prevalencia de trastornos alimentarios en hombres con orientación homosexual,  uno de los trabajos pioneros que investiga,  siguiendo una metodología científica, la homosexualidad como un factor que incrementaría el riesgo para padecer un trastorno alimentario en la anorexia nerviosa masculina, es el de Siever, MD 1 publicado en 1994. El autor relaciona esta mayor vulnerabilidad, no tanto con la orientación homosexual, como con el hecho de que los adolescentes y jóvenes homosexuales son más sensibles a los estereotipos socioculturales sobre la corporalidad que la población heterosexual.